×
Información legal

Cuando visita un sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de 'cookies'. Esta información, que podría ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo de Internet (computadora, tableta o dispositivo móvil), se utiliza principalmente para que el sitio funcione como espera. Puede obtener más información acerca de cómo usamos las cookies en este sitio y evitar la configuración de cookies no esenciales, haciendo clic en los diferentes encabezados de categorías a continuación. Sin embargo, si hace esto, puede afectar su experiencia con el sitio y los servicios que podemos ofrecer.

Todas las células solares tienen un coeficiente de temperatura.

A medida que la temperatura de un panel fotovoltaico aumenta, la potencia generada por el panel disminuye.

En general, las células solares monocristalinas tienen un coeficiente de temperatura de   -0,5% / ° C.

Esto significa que un panel solar perderá un 0,5% de su potencia para cada grado superior 25 grados centígrados

Los paneles solares están clasificados a 25degC, sin embargo, cuando los paneles solares están instalados en un techo, pueden llegar a temperaturas mucho más altas incluso hasta 65 grados en el sur de Europa.

EJEMPLO:

Tomamos de ejemplo, un panel fotovoltaico de 250W monocristalino instalado en un techo y a una temperatura de 65degC.

La pérdida de la energía del panel solar se puede calcular como sigue:

65degC - 25degC = 40degC

40degC x -0.5% = 20%

Por lo tanto la pérdida de potencia respecto a la potencia que podría generar el es

 20% x 250W = 50W

Por lo tanto la potencia generada por el panel = 200W

El ejemplo pone de manifiesto que el panel solar producirá menos en los días más calurosos, pero esto se compensará en parte con que en verano, el número de horas de luz es mayor y al final de un día de verano, el panel producirá ​​aún más energía que un día de invierno a temperaturas más bajas.